INTRODUCCIÓN A LAS TÉCNICAS SECAS

Carboncillo, sanguina y creta.
Al mezclarlos conseguirás volumen, ya que son compatibles, pero siempre es mejor hacer trazos de carboncillo suaves para no ensuciar el medio con el que trabajes encima.

Lápices de colores y grafito.
El grafito tiene diferentes durezas para dibujar y lo puedes conseguir en distintos tonos de grises y negros.
Los lápices de colores pueden ser semiduros, duros y acuarelables.
Los dos medios te permiten conseguir dibujos a color muy detallados.

Pastel.
Con él puedes dibujar y pintar a la vez.
Lo puedes encontrar en barritas y lápices.
Tienen gran variedad de colores y debido al alto porcentaje de pigmento que contienen resultan muy llamativos.
Es conveniente que las obras terminadas las enmarques con paspartout para dejar una cámara de aire entre el trabajo y el cristal, así no se pegarán las partículas de pastel al cristal.